¿Cuando dijo quién qué?

Ni idea, lleva una máscara puesta. Es Chuck Norris. No espera, Chuck Norris era la semana pasada, ahora es Carmen de Mairena vestida de soldado Sith, muy galáctica de la muerte ella, o él.

Pero lo que dijo iba en serio y tenía mucha razón, y eran cosas muy graves. Que sí Maricarmen Jesús, pero se oculta tras un avatar y un Nick falso, ¿o tú te crees que iba a atreverse a soltar todo eso por la boquita si tuviera que dar la cara? Pues la verdad es que no, tienes razón Manuel Rosa, venga ¿otro cruasán? Ay sí, vamos a echarlo.

Qué valientes somos cuando no tenemos que dar la cara. ¿Valientes o prudentes? ¿Es aconsejable entrar al despacho de tu jefe y llamarlo explotador de mierda o es preferible cagarse en sus muelas cuando no nos oiga? Es decir, ser valiente no te ayuda a pagar una hipoteca. “Hola que vengo a pagar el recibo de este mes, tenga, tres HIJODEPUTAs y dos TEVOYAMATARCABRONs. Hala, hasta el mes que viene”. Tiene que haber (y si no lo hay pronto lo habrá) algún estudio que demuestre que despotricar a espaldas de alguien desestresa tanto como hacer el frotis horizontal con otro ser humano sin ropa. ¡¿Qué?! Sexo. (Tenía que meterlo, con esto ya vienen 1.687.654.687.654 entradas desde google)

TOTAL, que me gusta mucho desviarme y acabar hablando de sexo, vuelvo al tema…

Creo que un grado de anonimato es aconsejable y hasta sano según el propósito que busquemos en nuestros perfiles online. Con muchísimos matices y objeciones, pero siempre desde el punto de vista de la precaución. Si uno usa su Twitter o Facebook con fines profesionales está claro que no tiene sentido esconderse tras un nick, pero si uno busca una forma de dar salida a su creatividad, conocer gente con intereses comunes, etc. o simplemente pasar el rato entretenido haciendo el tonto y echando unas risas, no veo el motivo por el cual SÍ haya que exponerse al 100%, con tu cara, nombre y apellidos. No veo las ventajas. Estamos frente a una pantalla y detrás hay miles, millones de personas de las que no sabemos absolutamente nada. No se trata de mentir diciendo que se parece uno a Brad Pitt (aunque en mi caso es así, somos dos gotas de agua), sino de no mostrar información privada porque sí, a cualquiera.

Esto trae ventajas de serie, como el caso anterior de acordarte de la madre de tu jefe (que tampoco lo aconsejo, tarde o temprano en un descuido alguien en tu empresa puede descubrir tu nick supersecreto y quedar en evidencia. En evidencia y en la cola del INEM, de paso), o de dar opiniones más o menos radicales sobre política, religión, moral, sexo, o lo que te venga en gana, sin miedo al “qué pensara…” alguien con quien tienes contacto pero tampoco te apetece compartir según qué ideas o cosas.

Una cosa es no ocultar ni avergonzarse de lo que uno piensa y otra cosa muy distinta es ponerse una pegatina en la frente declarándose a favor del matrimonio gay. Lo segundo lo veo estúpido. Aunque sería gracioso. Un mundo donde la gente lleva pegatinas que lo clasifican, tipo David Meca pero con ideas en lugar de marcas de plátanos y yogures. “Creo que los melocotones son una mierda y la pelusilla me da alergia. Melocotones NO!” No, igual tan gracioso no era. (Nota mental, nunca ponerme una pegatina en la frente para salir a la calle. Gratis, quiero decir)

Otra ventaja de serie del anonimato es la de mover masas. Oh, sí, nena. El concepto suena muy bien, ¿eh? Reunir en el mismo sitio a gente afín a una misma cosa y tomar el la voz cantante, tipo predicador en speaker’s corner. Ahí está el 15M, su éxito se debe básicamente a la difusión por redes sociales. Hombre, para esto no hace falta el anonimato, dice alguien por ahí en la segunda fila. Ya, eso es cierto. Pero ya se oyen rumores o incluso creo que algo hay aprobado al respecto sobre censurar según qué tipo de tuits o cuentas, que inciten a reunirse en manifestación o (dicho en latín clásico, perdón por la erudición) que toquen mucho los huevos al stablishment. El stablishment es así de tiquismiquis, que se le va a hacer. HOLA FACU DIAZ, MIRA, TE SALUDO!! HOLA!! 😀 HOLA CEBRIAN!! Que majos.

¿Concebís tuiter como lo que es, si cada cuenta tuviera una foto real, nombre y dos apellidos? Yo no. Y me encanta tuiter en muchos sentidos. En otros no, pero NO es por culpa del anonimato. Al final los imbéciles no son tan anónimos como creen.

Y YA!!

(Alguien me debe 100 euros, acabo de terminar este post sin hacer el chiste de “yo por el anoni-MA-TO!)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Twitter, Universos para lelos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Cuando dijo quién qué?

  1. Manuel dijo:

    Totalmente de acuerdo… no diría ni la mitad de las barbaridades que digo si tuviese que poner nombre y apellidos.

    No porque no esté dispuesto a decirlas con mi nombre y apellidos, pero sí por la puta costumbre que tiene este mundo de juzgarte por lo que dices en un momento dado.

    Aquí todo el mundo piensa barbaridades en determinados momentos, las suelta en pequeños círculos de amigos y conocidos, donde sabe que no van a perjudicar a su imagen pública, pero hacerlo delante de personas que pueden valorar mal lo que dices es otra cosa.

    Twitter tiene que quedarse como está, porque es la única forma en que podamos ser nosotros mismos sin que nadie luego nos señale con el dedo por nuestro tipo de humor o nuestras ideas.

  2. Furia dijo:

    Hola Caballero… Vengo a alabar tu verbo y tbien, en este caso a discrepar contigo en algo.
    Yo creo que “ponerte una pegatina en la frente” por algo que consideras justo y que socialmente suscita controversia no es para nada estúpido sino comprometido y valiente, así como un acto de solidaridad con las preso as que pasan por ahí. Así cómo darle en la cara a toda la panda de fachas que defienden lo contrario, que nunca esta de más.
    Una cosa es exponerse, vulnerabilizarse y otra muy distinta posicionarse.
    Yo me posiciono, me mojo y me mancho.
    Tu hermana bollera. 😉

    • alfredego dijo:

      Yo también me posiciono y me me mojo y me mancho todo lo que puedo.
      Que una cosa es querer mantener tu privacidad y otra esconder tus ideas.
      Y el anonimato, para según que cosas, está muy bien. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s